miguelwitte.com


volver a la página principal
     

Deja a tu cerebro recuperarse

Traducción del alemán al español:

Maria del Carmen Segovia Ruiz

Aprender, practicar y repetir supone siempre un esfuerzo. Pero existe una manera especial de aprender, que sucede sin ningún esfuerzo, tan solo tienes que utilizarla. Pero antes, la aclaración de cómo funciona:

Cuando aprendes algo, se crean células nerviosas en tu cerebro, que forman numerosas bifurcaciones que se vuelven cada vez más densas y entramadas. La imagen te muestra una minúscula parte de tu cerebro antes de estudiar y, si te desplazas con el ratón, ves cómo se ve después de estudiar. (1)

Estos procesos de desarrollo necesitan mucho tiempo, y duran a menudo muchas horas. Sobre todo inmediatamente después de estudiar se crean rápidamente numerosos nuevos enlaces y los nuevos contenidos aprendidos se sitúan y se colocan ahora en el lugar correspondiente en el cerebro, donde se quedarán casi para siempre. (2)

Lo mejor de ello es que, casi sin darte cuenta, tu diligente cerebro sigue trabajando. Tan sólo cuando no puedes concentrarte en una nueva tarea, tienes la sensación de estar de algún modo bloqueado. Eso no significa nada más que tu cerebro está todavía ocupado con los procesos de asimilación, de lo antes aprendido y no desea ser molestado. (3)

Si molestas a tu cerebro precisamente durante la "recuperación", entonces se dan las consabidas lagunas de memoria. Si te desplazas con el ratón sobre la segunda imagen, ves lo que puede pasar.

 

 

Igual de importante que el tiempo de estudio, es el tiempo de después del estudio. Por eso, en tu plan de estudio, deberías (Consejo práctico para aprender: Los dos secretos de Time Master) repartir los periodos de estudio de tal modo que tu cerebro pueda, a ser posible en calma, dedicarse a su trabajo igual que tu tampoco quieres que te interrumpan durante tus tareas.

Después de cada periodo de arduo y concentrado estudio, realizas un prolongado descanso. Aquí es importante que no hagas cosas que sobrecarguen excesivamente tu cerebro. Mientras recoges tu habitación, pasas el aspirador, vas de compras o sacas el perro a la calle, tu cerebro puede, en calma, "recuperar" para ti. Con buena planificación consigues el doble de tiempo para estudiar sin tener que esforzarte el doble. (4)

 

1. Pregunta:
Explica con tus propias palabras qué es lo que ocurre en el cerebro cuando nos ponemos a estudiar algo?

2. Pregunta:
¿Qué es lo que ocurre inmediatamente después de estudiar?

3. Pregunta:
¿Qué es lo que provoca la sensación de estar de alguna manera bloqueado?

4. Pregunta:
Basándose en esta manera de trabajar del cerebro ¿cuáles podrían ser las estrategias prácticas a la hora de organizar tu tiempo de estudio? Da ejemplos concretos.

 

Copyright de las unidades didácticas: Manuela Molina Molina

Copyright del texto: Benjamín y Werner Stangl

 

   

volver a la página principal
index | mail | sitemap | about