miguelwitte.com

volver a la página principal - zurück zur Startseite

   

Prefacio
Miguel Witte

¿Qué importancia tienen las “Técnicas de estudio”?

Fracaso escolar, exceso de materia, falta de concentración, carencia de motivación, alumnos hiperactivos y – aparentemente - superdotados, exceso de estímulos recibidos o falta de los mismos. Estos vocablos y muchos más forman parte del diccionario del descontento que rodea a muchas de las escuelas de hoy en día.

Y parece de alguna manera asumido por la mayoría de los implicados (profesores, alumnos y padres) que estudiar no es un plato de gusto para nadie y probablemente sea realmente difícil o casi imposible defender que aprender y estudiar pueda ser una tarea placentera. Pero quizás podamos ser receptivos a un mensaje más humilde y sensato que diga más o menos así: No te desesperes, tranquilízate, piensa primero cómo enfrentarte al reto de estudiar una lista de vocablos. Medita un poco cómo enfrentarte a la tarea de quedarte con los hechos y datos más importantes de un acontecimiento histórico. Reflexiona un poco acerca de cómo planificar el estudio de algunos capítulos de algún método en vez de dejarlo para el penúltimo día o de pensar de antemano que es una tarea imposible de completar.

En resumidas cuentas: El éxito escolar radica en gran medida en el cómo aprender. Igual que cualquier obra de arte se basa, no sólo en la creatividad artística, sino también en un alto dominio de simples destrezas técnicas, así ocurre también con el estudio y con los procesos de aprendizaje.

El conocido dicho de aquel que se resiste a darle peces a la gente sino una caña, - porque se da cuenta de que estos lo que necesitan de verdad es aprender a pescar - es en sí mismo también una parábola de las técnicas de estudio.

Aprender a aprender para llegar a saber aprender constituye una capacidad clave que da acceso al conocimiento en general. Se trata en definitiva de conseguir una "capacidad" que cobra cada vez más importancia en nuestra sociedad actual ya que ésta se define a si misma como una “sociedad de conocimiento” que requiere el aprendizaje durante toda la vida, el “lifelong learning” como actitud, para poder enfrentarse a todo tipo de cambios producidos por el avance tecnológico.

No es que nos falte capacidad para casi todo lo que hay que aprender hoy en día, sino lo que quizás deberíamos cuidar y asumir más son las técnicas correctas, los métodos idóneos, las pautas y trucos útiles de aprender eficazmente.

En esto radica la importancia de los "22 Consejos prácticos para aprender” elaborados por el catedrático de psicología y pedagogía Werner Stangl en lengua alemana y traducidos del alemán al español por alumnos de alemán de la Escuela Oficial de Idiomas de Linares. Werner Stangl aborda en cada uno de los diferentes consejos una situación problemática para luego ofrecer pautas que nos hacen ver la posibilidad de un camino para un aprendizaje fructífero.

Qué en esta ocasión se trate de las sugerencias de un científico austriaco escritas originalmente para lectores germanohablantes, no quiere decir en absoluto, que éstas no puedan ser adecuadas para alumnos de un país mediterráneo.

Todo lo contrario. De hecho el tema de las “Técnicas de estudio” cobra en la actualidad cada vez más importancia en España. Y lo que salta a la vista es la coincidencia en el enfoque del tema de las técnicas de estudio por parte de ambos países. A modo de ejemplo se hace aquí referencia a algunos artículos aparecidos en el periódico de ámbito nacional español EL PAÍS que se reproducen en esta página web.

El primero de ellos titulado: “Los expertos relacionan la falta de estrategias de aprendizaje y el fracaso escolar" (EL PAÍS 25 de Febrero de 2002 - Educación )señala que “la carencia de estrategias de aprendizaje de los estudiantes influye en el fracaso escolar” y apunta “a la necesidad de que los profesores impartan técnicas de estudio en cada materia y resaltan la escasa capacidad de los alumnos de interpretar y transferir información.”

El segundo artículo señala la importancia de enseñar a aprender para luego comentar: “Esta frase que tanto repiten los educadores es, sin embargo, una de las grandes lagunas del sistema educativo y una de las razones por la que uno de cada cuatro alumnos no logra obtener el título en educación secundaria.” (EL PAÍS, lunes 9 de septiembre 2002 - Educación - "La vuelta a clase") El artículo pasa luego a dar unas breves pautas acerca del lugar de estudios, horario, organización del trabajo y acerca de la importancia de leer, subrayar, hacer esquemas y memorizar - muy en la línea, pues, de los “Consejos prácticos para aprender” procedentes de Austria.

 

   

volver a la página principal - zurück zur Startseite

index | mail | sitemap | about